Hacer tu Portafolio

Hola mi gente querida, en la entrada pasada del blog concluimos los cuatro principios básicos que considero importantes al momento de dedicarse a ser artista. Espero les hayan servido 🙂  Ahora pasaremos a la acción. Con la entrada de hoy, comenzaré a hablar de ciertas herramientas básicas que todos los creativos debemos tener a la hora de darnos a conocer o buscar oportunidades para nuestro trabajo.

Empezaremos por una de las más importantes, el Portafolio. El portafolio o dossier es tu carta de presentación. Antes los artistas andaban con sus cuadros debajo del brazo para mostrar lo que hacían ( por favor nunca hagan esto a menos que se los pidan), ahora es un pdf con las imágenes de tu trabajo, y de esto depende lo que conocerán los demás sobre tus creaciones.

Sí, el portafolio es un archivo con imágenes de tus obras, ilustraciones, fotografías, etc. PERO, hacerlo no es solo poner las fotos de todos los trabajos que has hecho en tu vida y listo, NO. Como el portafolio es aquel que va a dar la cara por nosotros y nuestro trabajo, debemos hacerlo de la mejor y más selectiva forma posible, así que vamos por pasos:

1. Lo primero que debes hacer es seleccionar muy bien las obras que vas a poner en tu portafolio. Seleccionar nuestro trabajo a veces es una labor difícil ya que generamos mucho apego con las cosas que hacemos, pero en este caso, tenemos que pensar con cabeza fría.

La idea es que tu portafolio muestre un CUERPO DE TRABAJO en el que se vea una coherencia, que de cuenta de tus intereses y como estos toman forma en la construcción plástica de tu obra. Es así, que los trabajos que debes poner en tu portafolio tienen que tener entre ellos un hilo conductor, ser parte de un todo, no son imágenes al azar sin ningún tipo de conexión; no tienen que ser imágenes iguales pero entre ellas sí debe haber una coherencia. Me explico, digamos que tienes interés por las manzanas, y tienes una escultura de una manzana, otra es una fotografía de un cultivo de manzanas y además una pintura que expresa lo que sientes al comer una manzana; aunque estas tres imágenes son diferentes visualmente y en su ejecución, todas tienen una conexión en su concepto, hacen parte del mismo interés por lo tanto funcionan juntas para el portafolio. Si de pronto no es un concepto el que une tu trabajo, si no el uso especial de una técnica o de un color, como el periodo azul de Picasso, puedes poner estas obras juntas en tu portafolio. Y por supuesto escoge los que sientes que son tus mejores trabajos.

Si acabas de salir de la universidad y no tienes un cuerpo de trabajo definido o llevas un tiempo sin hacer obra, el primer paso para ti es hacer las piezas que harán parte de tu portafolio. Recuerdo que al salir de la universidad tenía trabajos de todo tipo, se podía ver en ellos un interés común, pero tenia dibujos, instalaciones, videos, etc. Así que lo que hice fue escoger los mejores trabajos y agruparlos por técnicas, al inicio funcionó pero era un portafolio muy extenso. Después, a medida que fui desarrollando un trabajo mucho más enfocado en mis intereses pude ir depurando mi portafolio.

Si sientes que aún no tienes el cuerpo de trabajo para tu portafolio, por ejemplo: si tu sueño es hacer ilustración para libros infantiles, y quieres enviar tu portafolio a algunas editoriales pero solo tienes ilustraciones de portadas de discos, lo que te recomendaría es hacer algunas buenas imágenes ilustrando algunos cuentos y armar tu portafolio para la editorial. Y así en cualquier caso, dependiendo de a quien y para que estas dirigiendo tu portafolio puedes seleccionar o realizar los trabajos que irán en él.

2. Una vez que seleccionaste las piezas debes tener buenas fotografías de ellas. Si es un dibujo o pintura tratar de que los colores y texturas sean lo más cercanas a las reales; si es una escultura, asegúrate de tener fotos de todas las caras de tu escultura, igualmente si es una instalación, adicionalmente para el caso de instalaciones y performances haz un video de registro que puedas subir a Vimeo o Youtube, y luego pones el link en tu portafolio. Si tu obra tiene alguna textura o elemento que necesite algún detalle puedes incluir una imagen del detalle. Yo no soy la mejor tomando fotos, siempre sufro un poco con esto y por lo general mis obras son en papel con detalles sutiles que hacen muy difícil su registro, si tu también tienes problemas con las fotos quizás puedas pedirle el favor a algún amigo o si tienes la posibilidad puedes pagar a un fotógrafo por ellas.

3. Una vez que tienes las fotografías listas, selecciona las mejores (te recomiendo tenerlas en la mejor resolución posible y adicionalmente tener una copia que no pase de 1MG que es lo que generalmente piden para las convocatorias). Se recomienda que los portafolios tengan entre 10 y 20 imágenes, de lo contrario nadie lo mirará hasta el final, debes atraer su atención rápidamente, así que tienes que ser selectivo. Coloca fotografías donde se entienda bien tu obra, lo más parecido a la realidad, puede que hayas tomado una foto que te encanta pero es demasiado conceptual para entender la pieza, no la pongas, guárdala para tu web o para instagram. Pon una muy buena imagen al inicio, en la mitad y al final de tu portafolio.

4. Por ultimo sólo debes hacer el diseño de tu portafolio, usa algún programa como InDesign o hasta PowerPoint, con el que te sientas  más cómodo. No te enloquezcas con el diseño, la clave del portafolio es mantener las cosas simples, menos es más; puedes tener un fondo blanco o si quieres poner algún tipo de diseño pero que sea algo sencillo, que no tenga más protagonismo que tus obras. Puede tener un estilo que dialogue con tu trabajo, pero por favor que si lo miras no quedes al final con los ojos rojos.

5. Este último punto es una recomendación que a mi me funciona muy bien y es poner una breve descripción de cada uno de los proyectos que tengo en mi portafolio. Un párrafo que dice de que van esas imágenes o grupo de imágenes. Si por ahora tu portafolio son varias imágenes pero no son parte de un proyecto en específico, haz un párrafo explicando tus intereses a la hora de crear estas obras, algún texto que guie al lector sobre lo que esta viendo, y así, invites a hacer una reflexión o lectura en torno a tu trabajo para que te conozcan un poco más.

El portafolio es el primer paso de nuestra presentación como artistas, adicionalmente hay otros elementos como la biografía, el cv y el statement, de los cuales les iré hablando uno por uno en las siguientes entradas. Espero la de hoy les sea de mucha utilidad.

Si tienen alguna duda o comentario no olviden escribirlo al final de esta entrada.

Gracias por leer. Un abrazo.

Un comentario en “Hacer tu Portafolio

  1. Pingback: Encontrar una galería – Catalina Moreno Art

Deja tu Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s