Adiós incredibilidad crónica !

Hola 🙂

Como les comenté en el anterior post, durante el transcurso del blog voy a dar algunas herramientas específicas como por ejemplo como hacer tu statement o tu portafolio, y también les comente que escribiría sobre lo que significa dedicarse a esto llamado arte. Pero, antes de todo esto, lo más importante para este camino es tomar acción sobre algo que esta dentro de nosotros mismos y voy a hablar sobre ello.

Los siguientes 4 post van a ser sobre unos principios básicos que he ido descubriendo y que son para mi la columna vertebral de todo. He decidido empezar por estos principios por que si regreso en el tiempo, cuando salí de la universidad, me hubiera gustado escucharlos y me parecen importantes para cualquier momento de esta travesía.

Bueno, primero lo primero, hoy voy a escribirles sobre el primer principio el cuál para mi es el más importante en este camino de ser artista.

Los artistas por lo general, vivimos llenos de miedos, de inseguridades, de muchos prejuicios y sobre todo sufrimos de incredibilidad crónica. Recuerdo a una profesora, que un día nos dijo que los artistas éramos los únicos profesionales que estudiábamos cinco años una carrera, nos graduábamos y no decíamos que éramos artistas o dudábamos de ello. Cuál puede ser una respuesta a esto? Prejuicios! nos formaron creyendo que el artista es alguien por allá arriba, superior, casi erudito o que si nos dedicábamos a esto moriríamos de hambre ¡Mentira!. Esos grandes artistas iniciaron como todos, trabajando en la habitación de su casa, dudando, preguntándose si algún día lograrían exponer en un museo. Todos empezamos igual y para mi la diferencia esencial entre quien “lo logra” y quien se queda en esa habitación para siempre, es aquel que cree con fervor que es un artista, el que cree en su trabajo, se compromete y no desfallece.

El primer principio, el que es para mi el secreto y la columna vertebral de esto es CREER Y COMPROMETERSE.

¡Sí claro Catalina!… como si eso fuera tan fácil!

Yo se que no es fácil, al principio a mi me costo hasta que lo entendí y cuando te das cuenta de ello, y haces algo al respecto, empiezan a suceder cosas increíbles.

Cuando terminé mis estudios comencé a buscar trabajo en distintas cosas, al principio relacionadas con arte después en lo que fuera y mientras tanto continuaba trabajando en mi obra personal. Sin embargo nunca conseguí trabajo, al principio me desilusione un poco pero ahora digo Gracias a Dios que me rechazaron. En mi interior yo sabia que quería ser artista pero me estaba autosaboteando. A veces pienso que tal vez las personas que me entrevistaron en ese momento se dieron cuenta de esto antes que yo, que inteligentes.

Así que me dedique de lleno a mi obra y empezaron a salir oportunidades. Ahora puedo mirar hacia atrás y me doy cuenta de ello, lo que cambio fue creer en mi, en mi trabajo y sobre todo comprometerme.

Comprometerse es muy diferente a querer, querer es el inicio, pero comprometerse es lo que te va a llevar a hacer las cosas realidad. Comprometerse es hacer todo lo que tengas que hacer, todo lo que sea necesario para lograrlo, en este caso para ser artista, y eventualmente dedicarte a ello para siempre. (obviamente sin chanchullos raros o cosas extrañas)

Los artistas somos vitales en nuestra sociedad, puede que muchas veces no se valore el arte, que la sociedad en su afán de ganar y “desarrollarse” se olvide de lo esencial, de lo verdaderamente importante y allí estamos nosotros con nuestros dibujos, nuestras ilustraciones, nuestras fotos, pero lo mas importante con nuestra alma, por que sí, los artistas somos personas altamente sensibles, perceptivas, nos alimentamos de la vida, somos ese espacio donde podemos detener el tiempo y analizar lo que nos rodea, somos los que no dejaremos que se muera lo esencial y sí, tenemos un talento, el talento de expresarnos, de expresar lo que muchos quieren decir y no tienen el tiempo para pensarlo o crearlo.

Y este talento conlleva una responsabilidad que tenemos con nosotros mismos y con la sociedad. No eres tu allá solo, el mundo te necesita y haces parte de esta sociedad. La vida, el universo, llámenlo como quieran, nos dio este don, esto especial y tenemos la responsabilidad de hacer algo con ello, no podemos desperdiciarlo, somos afortunados. Tampoco es que seamos unos iluminados, somos gente común y corriente, pero tenemos algo especial y amamos lo que hacemos, eso es razón suficiente para CREER.

Así que bueno, el primer principio es creer en nosotros mismos, en nuestro trabajo, en que podemos hacerlo para luego comprometernos y hacer lo que haga falta para volverlo realidad.

Se que creer no es algo que sucede de la noche a la mañana, es un proceso y te invito a hacerlo. Empieza por decir con seriedad y convencimiento que eres un artista, y para que sea con mayor compromiso aún, te planteo que escribas una frase que diga: Me comprometo a SER un gran ARTISTA,o alguna frase similar. Si puedes hazla en alguna técnica que tome bastante dedicación y tiempo como por ejemplo: hacerlo bordado, en una caligrafía con muchos detalles, tallado en madera jajaja eso ya es mucho, pero como quieras. Lo importante es que te tome trabajo hacerlo, que vayas creyendo en el proceso y que al final lo coloques en un lugar donde lo veas todos los días.

Y para terminar, si de algo te sirve, yo creo en ti con todo mi corazón.

Bueno, ya he escrito mucho por hoy, los dejo descansar. De nuevo muchas gracias por dedicar un momento de tu día para leer. Este espacio esta hecho especialmente para ti.

Hasta el próximo Viernes, un abrazo.

Deja tu Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s